16-01-2014

Cal Papi

.

Una taberna vasca en plena Barceloneta tiene que ser un lugar auténtico a la fuerza. Y en el caso de Cal Papi, lo es. Porque se trata de uno de esos sitios en los que te sientes como en casa nada más entrar por la puerta. El personal es simpático y cercano, además de rápido, pues te montan una mesa y te ponen el aperitivo en menos que canta un gallo. El pica pica de la casa suele consistir en unas pieles de bacalao fritas, lo cual sabe mejor de lo que suena. Por lo demás, el tapeo es variado y de calidad, desde las básicas bravas -bastante picantes- hasta unas bombas bien contundentes, pasando por navajas y mejillones, entre otros bocados. Cabe hacer mención especial a los buñuelos de bacalao, gigantes y sabrosos. Y para regarlo todo, nada como un buen vino turbio. En definitiva, Cal Papi es un lugar entrañable de esos que dejan huella. No os lo perdáis.

.

DÓNDE: c/ Atlántida, 65. Tel. 932 21 85 64
CUÁNDO: De mar. a sáb. de 11h a 15:30h y de 20h a 22:30h. Dom. de 11h a 15:30h
CUÁNTO: Unos 20€ comer de tapas

Tags: ,

 

 

Dejar una respuesta